Ruido continuo y ruido variable

 In IDEATEC

En Ideatec somos mucho más que expertos en soluciones acústicas: somos expertos en calidad de vida, y por ello te ofrecemos diferentes soluciones acústicas. Ponemos a tu disponemos un servicio personalizado para que puedas encontrar el mejor acondicionamiento acústico para cualquier estancia: desde hoteles y restaurantes, hasta tu hogar.

El ruido es un contaminante que se puede percibir únicamente con un sentido: el oído, lo que hace que al final sea subestimado y no se dé mucha importancia a su gran impacto, reforzado por la dificultad de ser medido y cuantificado. La Unión Europea reconoce que la contaminación acústica es uno de los principales problemas medioambientales, ¿por qué no empezamos a tratar de evitarlo?

¿Qué es el ruido continuo y qué es el ruido variable?

El ruido, por definición, un sonido no deseado y desagradable. No todos los ruidos son iguales y por ello distinguimos entre dos tipos en función de la intensidad y el periodo de tiempo al que nos exponemos: el ruido continuo y el ruido variable. Esta clasificación es, al contrario de lo que se pueda pensar, en base a una cuestión psicológica más que una cuestión acústica.

El ruido continuo, es aquel cuya intensidad se mantiene constante o con pequeñas subidas y bajadas, de forma prolongada en el tiempo. Este tipo de ruido es producido normalmente por máquinas como bombas, ventiladores o equipos de proceso. Tan solo se necesitan unos pocos minutos para poder medir el nivel de ruido que producen estos aparatos.

Una solución acústica ideal son los módulos textiles fonoabsorbentes para paredes y techos. Para disminuir el efecto del ruido continuo, te recomendamos los difusores acústicos. Estos crean el ambiente ideal en el que los participantes podrán disfrutar de una comunicación sin el obstáculo de los sonidos producidos por la maquinaria. Para la prevención de riesgos laborales, este ruido es considerado como el más dañino y principal causante de hipoacusia para aquellas personas que se encuentran expuestas a él.

En cambio, el ruido variable es aquel que proviene de fuentes emisoras a las que estamos acostumbrados porque las tenemos presentes de forma diaria. Sin embargo, estas son causa de un malestar que provocan multitud de problemas cognitivos, como el tráfico de los coches, aviones, obras, etc. Son ruidos que aumentan y disminuyen de forma muy rápida pero se dan de forma continua. En el caso de los ruidos aislados como el que producen los coches. Para medir el ruido variable, nos fijamos en el nivel de exposición.

Para frenar el ruido variable, los productos compuestos por espuma acústica son ligeros y versátiles. Esto quiere decir que no solo ofrecen un gran resultado acústico, sino que además, se adaptan a las necesidades estéticas de la sala. Los paneles de espuma multiplican el potencial de las soluciones acústicas para acabar con este fenómeno.

Recommended Posts

Leave a Comment