Espacios de trabajo sostenibles

 In IDEATEC

Cada vez son más los edificios que optan por adecuar su espacio y sus características para hacerlos más respetuosos con el medio ambiente. Las oficinas no quedan atrás y buscan generar un impacto positivo, tanto en el ambiente exterior como en el interno. De esta forma, se busca conseguir un espacio mucho más sostenible y que genere beneficio en todas sus vías.

Una oficina es un lugar en el que los empleados pasan una gran parte del día, por lo que adaptarla para convertirla en un espacio ecológico y respetuoso con el medio ambiente no solo va a reportar beneficios al entorno, sino que también repercutirá de forma positiva en el estilo de vida y la salud de quienes trabajan en ella.

Pero, ¿sabemos exactamente cuál es el objetivo principal de un espacio de trabajo sostenible? Este tipo de oficina persigue principalmente la obtención de beneficios como un ahorro óptimo de energía, reducción de residuos y basura y la utilización de mecanismos alternativos para reducir gastos innecesarios.

Con todo ello, ha nacido un nuevo concepto que promete dar de qué hablar en un futuro próximo. Se trata del lujo del trabajo sostenible, entendido como el privilegio de poder trabajar en entornos ecológicos donde no solo se potencia el ahorro energético o incluso económico sino que se puedan ofrecer espacios donde se propone un estilo de vida saludable. Esto se consigue no solo adecuando la estancia de forma estática, sino que también se fomenta la creación de ambientes y actividades diarias adecuados para los trabajadores, inculcando un estilo de vida sano y activo y, en definitiva, contribuyendo a una vida sostenible también para las personas.

Factores que contribuyen a construir un espacio de trabajo sostenible

Las oficinas sostenibles tienen algunas características principales:

  • Reducción considerable de energía.
  • Uso correcto de la materia prima.
  • Implementación de mobiliario y equipo con características sostenibles.
  • Reducir las emisiones de CO2 en una buena proporción

Una oficina con tendencias verdes utiliza métodos eficientes para potenciar y aprovechar la iluminación natural, para así poder reducir el uso de iluminación artificial. Adaptar en el recinto ventanales amplios o productos de iluminación inteligente permite configurar un espacio con mayor confort, en el que los trabajadores puedan descansar y se fomente su capacidad de concentración.

Las tres R para cuidar el medio ambiente también son fundamentales a la hora de equipar un espacio de trabajo sostenible. Reducir, reutilizar y reciclar son palabras a tener en cuenta para generar un impacto menos negativo en el entorno.

En cuanto al mobiliario, para conformar un espacio de trabajo sostenible es fundamental despegarse de las modas y de aquellos muebles “de usar y tirar”. Los muebles de madera son el gran aliado de la sostenibilidad, y además aportan un plus al acondicionamiento acústico del edificio gracias a las cualidades de este material. Los diseños ergonómicos destinados a espacios abiertos y colaborativos ganan cada vez más protagonismo en las oficinas sostenibles.

La sostenibilidad en las empresas es una tendencia que se abre cada vez más camino. Una empresa, al utilizar métodos sostenibles y generar un impacto positivo en el medio ambiente, por muy pequeño que sea, está contribuyendo al desarrollo favorable de la sociedad.

Recommended Posts

Leave a Comment